En la oscuridad de la noche cae la tempestad y siento el viento golpeando mi cuerpo y mi rostro. Las gotas de agua de lluvia acarician cada centímetro de mi piel. Me hacen sentir con vida.

Esa libertad divina hace que me perdone por cada error cometido a lo largo del tiempo.

Contemplo el cielo oscuro y tormentoso y recuerdo a todas esas personas que he amado de alguna manera y que ya no se encuentran en este mundo: amigos, compañeros, hermanos leales, familia… Recuerdo a aquellos que han combatido y luchado por algo sin sentido.

Guerras, hambre, pobreza y destrucción.

Somos solo marionetas sumidas en el caos, guiadas por trozos de papel de colores. Por trozos de metal. Por seres despreciables en este mundo podrido que pronto se destruirá.

Anuncios

En esta habitación desolada y fría

5D6A7BEC3
Recuerdos del pasado atormentan mi mente en esta lúgubre habitación. Una habitación desolada y fría.

Me siento en una absoluta soledad y esa soledad se convierte en una eterna aliada. Al saber que un día te has ido y no volverás, cada bocanada de aire que tomo es una eternidad. 

Sabiendo que jamás podré volver a estar a su lado, la muerte es una aliada pero nunca llega.

El infierno existe, ya que estoy en él luchando sin motivación, solo con la esperanza de que un día pueda reencontrarme contigo una vez más y poder decir por tan solo un segundo que he podido ver el paraíso y recordar ese bello momento en el que un día nos conocimos.

La música es mi musa; las letras y la melodía, mi inspiración y el recorrido de mi sangre son estas palabras que fluyen de lo más profundo de este taciturno y vacío corazón.

Sabiendo que te has ido, te has llevado todo lo que quedaba en su interior.